Comer.....,Naturalmente
Comer.....,Naturalmente
alt="logo de brotesorganic"> TU TIENDA ECOLOGICA

Brotes Organic Supermercado Ecológico

TIENDA ECOLOGICA ONLINE/alt VISITA NUESTRA TIENDA ECOLOGICA ONLINE

Tf.-91.826.90.46

Movil.-663.009.044

Fruta, verdura y productos ecologicos.Eche un vistazo a nuestra oferta semanal, cestas  y a nuestra sección de recetas para una alimentación equilibrada.

CONTACTA POR WHATSAPP HAZNOS TUS PREGUNTAS

Haz tu pedido y consulta tus dudas mediante nuestro whatsapp Brotes Organic 663.009.044

Manténgase informado. Visite nuestras redes sociales.

Nueva presencia en Internet

A partir de ahora, podrá consultar todo lo que desee acerca de Brotes Organic Fruta y verdura ecológica y nuestra oferta también en Internet. Esperamos su visita a nuestra página.

Tweets de Brotes Organic @BrotesOrganic
20.07.2018
Brotes Organic
Ningún comentario
1. Elige un lugar seguro (y son muchos más de los que piensas) Lo primero que hay que tener en cuenta para hacer una barbacoa es la seguridad y en España, hay mucho inconsciente. Esto ha llevado a prohibir hacer fuego en muchos lugares, algo que no hace ningún bien a la cultura de la barbacoa. Una pauta importante cuando cocinas en brasa es que el fuego no puede dejarse nunca solo, tiene que estar apagado o tapado 2. Usa un buena barbacoa o parrilla Es importante tener un buen recipiente, algo que sea seguro, solido. Es preferible huir de las barbacoas baratas, de bazar, pues la pintura salta, las patas cojean y pueden resultar peligrosas. Además, debemos saber distinguir entre una barbacoa y una parrilla, pues se trata de instrumentos distintos, que nos permiten hacer preparaciones diferenciadas. Las parrillas están abiertas y las barbacoas tienen tapa, lo que las hace, a priori, más seguras, pues si tienes que abandonar un momento el fuego puedes bajar la tapa y cerrar el tiro, algo que no se puede hacer con la parrilla. 3. Elige un buen combustible El carbón de encina de calidad es el estándar de toda buena barbacoa y cada vez se pueden encontrar en más establecimientos. Para distinguirlo debemos comprobar que, efectivamente, es de encina, y fijarnos en la granulometría: en general, cuantos más grandes son los trozos, es mejor. Un buen indicador es también el precio: es más caro que el carbón vegetal convencional. También se puede cocinar con leña, claro, aunque debemos ser conscientes de que esta necesita más tiempo de combustión para generar brasa: mínimo 30 o 40 minutos. La excepción a esta regla es el sarmiento, la leña de las vides, que genera en pocos minutos unas brasas muy buenas y potentes, pero de muy poca duración, así que no es lo ideal si se van a cocinar grandes cantidades. 4. Haz un menú variado .No hay que asociar la barbacoa solo al colesterol. La gente tiene mucho miedo, por ejemplo, a hacer pescado, pero la brasa saca para mi más partido del pescado que de la carne. toda barbacoa tiene que llevar además algo de verdura. 5. Ten la comida preparada para pasar por la parrilla Es fundamental que la comida esté atemperada antes de pasar por la parrilla: si ponemos en el fuego carne o pescado que estaba en la nevera se va a pegar. A muchos productos les viene también genial algún tipo de adobo o marinado y las verduras, que tardan más en cocinarse, se pueden pasar por aceite, para que se frían ligeramente, o escaldarlas un poco para que al ponerla a la brasa tarden menos en cocinarse. 6. Sigue la regla de los 7 segundos La brasa está en su punto cuando está gris, pero para saber si la temperatura es correcta propone un sencillo truco: coloca la mano sobre la parrilla, a una distancia de unos 10 centímetros, y si puedes aguantar más de siete segundos es que las brasas no están listas o se están apagando. 7. Aprende a manejar las brasas Hay parrillas que se pueden elevar, con lo que es más sencillo controlar a qué temperatura se cocina la carne, pero lo importante es aprender a usar el atizador: la herramienta más importante del parrillero. Dentro de la parrilla puedo tener un fuego muy intenso en un sitio y en otro no.Y basta mover las brasas para lograrlo. 8. No marees el producto Cuando cocinas algo se tiene que carmelizar. Si tiene un montón de rayas es que han jugado con la pieza. Lo suyo es darle una sola vuelta 9. Mejor quedarse corto que pasarse En España tendemos a sobrecocinar la carne, para que quede crujiente, pero esto no es lo ideal, sobre todo si el producto queda seco. Esta regla es decisiva para el pescado, que pierde muchísimo cuando está demasiado hecho. Siempre es mejor quedarse corto, pues en ese caso, siempre puedes volver a pasarlo.
20.07.2018
Brotes Organic
Ningún comentario
Como su preparación es rapidísima y sencilla, estoy seguro de que os animaréis a prepararlos. Además, podéis hacerlos con cerezas mientras se puedan seguir encontrando, como con frambuesas, moras o cualquier otra fruta de temporada, que siempre es la mejor opción. INGREDIENTES: ·        2 yogures naturales ·        Azúcar(opcional) ·        6 cerezas partidas por la mitad ·        más fresas para decorar y acompañar PREPARACIÓN: Comenzamos volcando los yogures en un bol y los batimos hasta que estén realmente cremosos. En una cubitera de hielo, preferiblemente con forma de semiesfera o de corazón para que el resultado sea más bonito, llenamos los cubitos con el yogur hasta unos tres cuartos de su capacidad. Metemos al congelador durante una media hora para que la crema se empiece a endurecer. Mientras, limpiamos bien las cerezas y las cortamos por mitades, de forma que muestren su peculiar dibujo que contrastará con la cobertura de yogur. Sacamos la cubitera del congelador y con cuidado colocamos las medias cerezas sobre cada porción de yogur presionando en la cereza hasta que quede al ras, pero sin que llegue a cubrirse con el yogur. Una vez tenemos todas en su sitio, cubrimos la cubitera con un plástico o film de cocina para que las cerezas no se quemen en el congelador por la acción del frío y las dejamos unas doce horas. Ya las tenemos listas para cuando las queramos disfrutar. Degustación Para que estén en su punto, debéis sacarlos unos cinco minutos antes de consumirlos, para que no estén duros ni tampoco se derritan. ¿A quién le apetece uno?
13.07.2018
Brotes Organic
Ningún comentario
A veces pensamos que los refrescos son un producto creado en nuestra sociedad moderna e industrial, pero nada más lejos de la realidad. Hay numerosas bebidas fermentadas en todo el mundo que incluían esa “aguja”. La fermentación aporta, además de burbujitas, beneficiosos probióticos y enzimas. Increíble el contraste de bebidas tan favorecedoras para la salud como esta de jengibre, con los refrescos cargados de aditivos, conservantes y azúcar que se consumen ahora. Hay muchas recetas de ginger ale y nosotras te proponemos varias versiones, dependiendo de lo que te quieras complicar. Aunque todas tendrán las propiedades y el sabor del jengibre en mayor o menor medida, sólo las fermentadas tienen pre y/o probióticos. Es decir,  cuidan las bacterias “buenas” en nuestro intestino. Ginger Ale sin necesidad de fermentar (sin “aguja” natural y sin probióticos) Pelamos y rallamos/picamos el jengibre. Lo ponemos en un cacito con azúcar panela o miel (o ambos). Opcionalmente y al gusto podéis añadir ralladura de un cítrico, una ramita de canela, un par de clavos, o incluso una cayena en este paso. Jugad con los sabores de fondo con aquellas cosas que más os puedan gustar. Lo mezclamos bien y lo dejamos unos 20 minutos reposando para que vaya soltando el agua. Lo ponemos a fuego suave durante unos 20 minutos removiendo de vez en cuando. Luego lo apartamos del fuego y dejamos enfriar. Una vez a temperatura ambiente si echamos en su momento especias o ralladuras las retiramos con cuidado. Añadimos el zumo de un limón, mezclamos bien y lo guardamos en un recipiente de cristal. Podemos guardarlo en la nevera un par de semanas sin problema. Cuando vayamos a servirlo, sólo necesitamos sacar 1 o 2 cucharadas soperas de nuestro agua de jengibre especiado (coladas, claro) y mezclarlo con agua fría. Sobre este final os doy otras opciones; ponerle unas hojitas de menta o de hierbabuena enteras o bien picadas (depende del gusto), usar zumo de manzana y agua fría en vez de solo agua fría, ponerle hielo picado y la menta y pasarlo por la batidora, ponerle sorbete de limón en vez de agua y mezclarlo bien, o incluso mezclarlo con tónica/agua con gas para tener el refresco con gas sin necesidad de fermentar en casa. 1. Ginger Ale con “aguja” de forma natural Además de añadir agua con gas a la anterior receta, hay una forma de hacer nuestro propio gas natural fermentando, que además creará una bebida probiótica saludable para el equilibrio de nuestra flora intestinal. No os preocupéis por la cantidad de azúcar usado, la mayoría se va con la fermentación. De hecho el propio ginger ale colabora con la gestión del azúcar.               Con levadura o probióticos Rallamos unos 15 gramos de jengibre pelado fresco y lo mezclamos con 200 gramos de azúcar panela, el zumo de un limón/lima y un poco de agua fría, y lo mezclamos todo hasta disolver el azúcar. Una vez hecho eso añadimos la punta de una cucharita (como 1/4) de levadura en polvo mezclamos de nuevo y pasamos toda la mezcla a una botella de plástico de 2 litros. Sabéis que no somos partidarias del plástico y mucho menos de reutilizarlo, pero hacerlo en botellas de cristal es peligroso porque suelen estallar con la fermentación si no hay mucho cuidado. Rellenamos la botella con agua mineral dejando un hueco libre de unos 10 centímetros mínimo, no la llenéis hasta arriba o estallará. También podéis echar la mezcla en una botella de agua mineral a la que hayáis sacado un par de vasos, y cuando ya tengáis todo dentro rellenáis hasta dejar ese espacio que hemos dicho. Cerramos bien la botella y la dejamos a temperatura ambiente pero sin que le dé el sol directo. El tiempo de fermentación suele ser de unas 24 horas. Sabréis que está lista cuando al presionar la botella esté dura y no podáis “meter” el dedo. Entonces es importante meterla en la nevera para cortar la fermentación. También podéis colarla y pasarla a una botella de cristal que guardaréis en la nevera.
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Brotes Organic comprar Fruta y Verdura ecologica

Llamar

E-mail

Cómo llegar